Sencilla hoja de ruta en 5 pasos que nunca falla:

Queremos que las ventajas de la tecnología te allanen el tedioso camino de buscar empleo…

Paso 1: Construye tu marca personal
Define el sector en el que quieres estar profesionalmente: es tu “territorio objetivo”.
Pon a punto tus perfiles sociales, sobre todo los más relacionados con la búsqueda de empleo (BeBee y Linkedin). Todo importa: las fotos y el texto.
Busca páginas web y blogs que tengan que ver con ese sector o “territorio objetivo” en el que quieres estar. Visita esas fuentes de información regularmente. Además de estar informado, puedes colgar lo que encuentres en tus propias redes profesionales. Eso hará que te hagas un hueco a nivel 2.0 en el ecosistema profesional al que apuntas.
Localiza en redes sociales profesionales a aquellos que en un momento dado podrían convertirse en tus empleadores. Trata de entablar conexión con ellos explicándoles que os interesa el mismo entorno profesional, pero sin ser pesado

Paso 2: Apúntate a portales/empresas de búsqueda de empleo
Segmenta las candidaturas, no apliques a todo “sin ton ni son”.
Rellena cuidadosamente la información que te piden y adjunta la documentación solicitada (puede llevarte algo de tiempo la primera vez, pero ese trabajo será aprovechable después).
Apúntate sólo en empresas y portales serios y conocidos (siempre puedes ver valoraciones y foros).

Paso 3: “Trabaja con nosotros”
Prueba a escribir en Google o en Bing “trabaja con nosotros” o “trabajar con nosotros” . Aparecerá ante tus ojos un listado infinito de oportunidades laborales. Algunas empresas te direccionarán a portales de empleo, otras gestionan internamente los procesos.

Paso 4: Busca información
Si algo tiene internet es información. Busca todos los detalles que puedas sobre las empresas que te interesan, sobre el sector y sus tendencias, sobre los que te van a entrevistar o sobre rangos salariales. Busca también tutoriales que te ayuden a mejorar tu curriculum o tus entrevistas. ¡La información es poder!

Paso 5: Sé generoso
Esta es la era de internet y también la era de compartir. Esto no es la guerra, es trabajo en equipo. Porque la unión hace la fuerza. Lejos de perjudicarte, la inercia de compartir la información va a incrementar tus posibilidades. Lo que damos siempre nos retorna multiplicado por diez…¿No lo sabías? Comparte este artículo en tus redes, reenvía tutoriales útiles a tus amigos o envíale una vacante a esa persona que crees que puede encajar.

Este es el resumen de lo que pensamos te puede ayudar.
Se te ocurren más cosas que podemos hacer en Internet para encontrar trabajo?
Cuéntanoslas para que podamos ayudar a otros!